Media
3 november 2016

Inauguración de la central de energía térmica de la Zona Franca , 05/02/2013

El Ayuntamiento de Barcelona y Dalkia, en nombre de Ecoenergies Barcelona inaugurarán, el día 5 de febrero, la principal central de generación de calor y frío de la red urbana de Barcelona Sur, la Gran Vía de L'Hospitalet de Llobregat y la Zona Franca.

05-02-13 El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, la alcadesa de l'Hospitalet de Llobregat, Nuria Marín, el conseller d'Empresa y Ocupació de la Generalitat, Felip Puig, y el presidente de Dalkia, Franck Lacroix, han inaugurado esta mañana la central de energía térmica de la Zona Franca de Barcelona, que abastece de servicios de calor y frío a esta área, Barcelona Sur y a la Gran Vía de L'Hospitalet de Llobregat. Es la principal central de energía térmica de la red de calor y frío de Ecoenergies Barcelona, que permite a los edificios conectados tener calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria de forma respetuosa con el medio ambiente.

La red tiene como objetivos principales la eficiencia energética, la utilización de fuentes de energías renovables locales y la preservación del medio ambiente así como posicionar Barcelona y Cataluña como líderes en soluciones medioambientales. La red permite a los edificios conectados tener calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria de forma respetuosa con el medio ambiente.

El proyecto comprende la operación de tres centrales de energías (2 ya en funcionamiento) integradas en el entorno urbano que mediante una red de tuberías, suministra energía térmica a clientes residenciales, industriales y del sector terciario (hospitales, oficinas, centros deportivos, colegios etc.) en un área de 15.000.000 m2: la central de la Zona Franca (cuya inauguración tendrá lugar el día 5 de febrero), la central de la Marina y la central del puerto de Barcelona (en fase de diseño).

Potencia máxima de energía a término del proyecto:

-Producción de calor (convencional: 110 MW, a partir de biomasa: 10 MW): la red valoriza 28.000 toneladas al año de biomasa procedente de los parques y jardines de Barcelona, de los bosques de Cataluña y de cultivos energéticos. También se aprovechará el calor producido por las placas solares térmicas de los edificios conectados.

-Producción de frío (convencional: 68.5 MW, frío industrial: 12 MW, también 30 MW procedente del aprovechamiento del frío residual del proceso de regasificación en la planta del Puerto y acumulación de hielo: 320 MWh)

-Producción de electricidad a partir de biomasa: 2 MWe

- La central de la Zona Franca es el corazón de la red.Es donde está ubicado el centro de control de la red donde se analiza y procesa en tiempo real los datos de todas las centrales, subestaciones y red de transporte. Con producción con redundancia en los equipos de alta eficiencia, la central de la Zona Franca produce electricidad, calor a 90ºC, frío a 5ºC y frío industrial a -10ºC. La central cuenta con una planta de biomasa que permite la generación de electricidad y calor a partir de restos de poda de los parques y jardines de Barcelona (residuos agrícolas), de residuos forestales (astillas) y de cultivos energéticos. También es donde se hará el almacenamiento en los depósitos de hielo, del frío recuperado de la central de del Puerto. Es una central de arquitectura moderna, contemporánea y representativa de las energías renovables utilizadas. Su diseño está pensado para permitir visitas de grupo cómodas y seguras (y eso durante la operación) gracias a un sistema de pasarelas exteriores, puntos de observación y sala multimedia que se emplea para proyectar documentales pedagógicos los cuales facilitan a los visitantes información sobre la eficiencia energética, las energías renovables, la sostenibilidad, etc.

-Solución energética "smart": instalaciones de alta tecnología con telecomunicaciones entre los edificios conectados, la red y las centrales que permiten la gestión en tiempo real de la curva de demanda y de la producción de energía (smartgrid).

La producción centralizada que ofrece una red de calor y frío frente a los sistemas convencionales individuales de producción, permite incorporar todo el abanico de energías primarias (renovables, residuales y fósiles). La utilización de energías renovables y residuales permite la reducción de emisiones de CO2. También permite la incorporación de los avances tecnológicos en un solo punto sin necesidad de hacerlo en cada uno de los edificios.