La energía solar

Existen dos maneras de aprovechar la energía solar: térmica y fotovoltaica.

Ventajas
  • Utilizar un recurso inagotable, renovable, limpio y seguro.
  • Evitar las emisiones de CO2.
  • Aumentar la independencia energética.
  • Aumentar el control de la factura energética.
  • Aprovechar las subvenciones.
  • Respetar la normativa en materia energética
  • Mejorar el balance energético global del edificio con la mejora del mix.
  • Contribuir a la preservación del medio ambiente y formar parte de un «desarrollo sostenible»

Energía solar térmica: del sol al agua caliente sanitaria y la calefacción

energía solar
 

Energía fotovoltaica: del sol a la producción de electricidad

Las células solares fotovoltaicas transforman directamente la luz del sol en electricidad. No utilizan el calor del sol sino su energía (fotones) (efecto fotovoltaico)
Célula: pequeño generador de corriente continúa que suministra una tensión inferior a un voltio. A nivel industrial, las células fotovoltaicas se utilizan en forma de paneles (módulos fotovoltaicos). Un módulo consta de varias células conectadas en serie y en paralelo para generar una mayor potencia